Prepárate para viajes de larga distancia | KyG – Expertos en Neumáticos – Santo Domingo & Santiago

NUESTRO BLOG

Artículos y noticias de la industria de las gomas

Prepárate para viajes de larga distancia

Todos los puntos a recordar para ir seguro y preparado en la carretera.

Desde el principio, nos gustaría decir que no hay ilusiones aquí acerca de recordar todos los detalles de esta guía de preparación de viaje de larga distancia. Pero si uno puede tener en cuenta sólo unas pocas directrices sobre el tema, supongo que vale la pena intentarlo. Básicamente, hay una cantidad considerable de trabajo de preparación que uno tiene que hacer antes de considerar ir a un viaje de negocios o vacaciones en vehículo: control de la presión de los neumáticos, nivel de aceite, líquido de refrigeración, luces, información de ruta o equipo de servicio.

Comprobar la presión de los neumáticos es una de las cosas más importantes que uno tiene que hacer antes embarcarse en viajes de larga distancia. Y eso sucede por varias razones. En primer lugar, ayuda a prevenir el desgaste de los neumáticos. Probablemente has oído hablar de explosiones de neumáticos en la televisión o que le haya pasado a personas que conoces. Estas explosiones se conectan generalmente a la calidad del neumático, ya sea que señalemos a su fabricante o nivel del desgaste y de la presión.

Tener una buena presión en los neumático mejora la maniobrabilidad del vehículo. Diferentes niveles de presión en los neumáticos afecta al agarre en curva del vehículo y también al desgaste de los neumáticos. Cuanto más desgastados estén los neumáticos, mayores serán las distancias de frenado. Cuanto mayor sea el nivel de agarre, más posibilidades de potencia del motor se transfieren a las ruedas (por lo tanto, mejora la eficiencia del combustible). Así que tenlo en cuenta al pensar en saltarse un simple control de presión en los neumáticos de su vehículo. Como las cifras difieren de vehículo a vehículo, uno debe comprobar el borde de la puerta / poste o las etiquetas adhesivas de la tapa del combustible para la información apropiada. Los neumáticos deben ser revisados para detectar la presión de inflado en frío. Por lo tanto, si uno tiene que conducir más de 2 km a la gasolinera más cercana, mide antes de salir y así llegando a la gasolinera infla cada neumático con la cantidad apropiada de presión.

Comprobar el nivel de aceite también es importante cuando se considera un viaje largo, como el aceite es considerado correctamente como la sangre que da vida a su vehículo. La primera cosa que uno tiene que tener en cuenta al hacer un chequeo de aceite es asegurarse de que el vehículo está estacionado en terreno plano. Esto evitará que el aceite se amontone en la parte posterior mientras está revisando la parte delantera de motor (o viceversa). Una vez que se encuentra la varilla de nivel, primero debe retirarla y limpiarla con una toalla y luego volver a insertarla para comprobar el nivel de aceite. La varilla de medición tiene dos marcas en el mismo para ayudarle a determinar el nivel mínimo y máximo de aceite. Si el aceite no sube a la marca mínima, agregue la cantidad necesaria hasta que la línea se encuentre entre las dos marcas. Al hacerlo, agregue aceite poco a poco para evitar el llenado excesivo.

El tercer chequeo más importante antes de tirarte a la carretera son las bombillas y luces traseras de su vehículo. Uno siempre debe mantener un conjunto extra de bombillas para situaciones extremas. Lo último que necesitas es que tu vehículo pasee por la oscuridad con sólo una luz que lo mantenga en el camino (ambas luces significa que tienes que pasar la noche sólo Dios sabe dónde). Cambiar las bombillas de su vehículo es bastante fácil, pero difiere de un vehículo a otro.

Lo primero que tiene que hacer es asegurarse de que tiene las bombillas adecuadas para su vehículo. En segundo lugar, asegúrese de que su vehículo está apagado y con el freno de emergencia. Determine qué bombilla necesita ser reemplazada (luces altas, luces bajas o luces de esquina / parqueo) y proceda a reemplazarla con guantes protectores o una toalla de papel (ya que la mayoría están presurizados y podrían explotar al tacto). A continuación, abra el bonete y acceda a la parte posterior de los faros, quite la bombilla defectuosa y coloque la nueva. Como la mayoría de las unidades de bombillas son específicas de un vehículo, se puede encontrar la manera de acceder a ellas a través del manual del vehículo del propietario. El mismo procedimiento se aplica a las luces traseras.

También tiene que asegurarse de tener cables de remolque y batería almacenados en el baúl. Nunca se sabe cuando puede ser que lo necesite en caso de que su vehículo se rompe en el medio de la nada y no tenga señal en su celular. Los cables de remolque (junto con un buen samaritano) se convertirán en su mejor oportunidad para llegar a la gasolinera o taller más cercana. Además, puede olvidarse de apagar las bombillas cuando se detenga para almorzar o cenar y se encuentre incapaz de iniciar su vehículo debido a la falla de la batería. Sabemos que no se puede imaginar a usted mismo lidiando con estas “situaciones”, pero una vez allí, realmente no hay vuelta atrás.

Además, incluso si su vehículo está equipado con una unidad GPS, o confiemos en nuestro nuevo mejor amigo “Google Maps” es posible que desee comprar un mapa para la ruta que está a punto de viajar. Tomando un interés personal en el camino antes de empezar es también importante, ya que ni el GPS ni el mapa se benefician de las actualizaciones del día a día. Es posible que se encuentre conduciendo en una carretera cerrada o se encuentre con mucho tráfico debido a reparaciones de carreteras. Un mapa detallado le ayudará a encontrar la mejor ruta secundaria que le lleva a los lugares correctos.

También, asegúrese de tener dinero o “cambio” si es posible, el dinero para pagar por todos los peajes de carretera (si es necesario) antes de salir de casa, junto con el seguro de automóvil, la licencia y el registro. No desea comenzar o terminar su viaje con una multa innecesaria.

Si sabe que va a conducir por más de 3 o 4 horas, es posible que desee comer un snack rápido antes de ponerse al volante. Evite comer mientras conduce por al menos dos razones: lo más probable es que resulte en dolores de estómago (como usted estará estresado manteniendo un ojo en la carretera también) y sin duda afectará su contacto visual con la carretera. Otra forma sencilla de lidiar con este “problema” sería detenerse en un restaurante de comida rápida o un pequeño restaurante a lo largo de la carretera en lugar de, por ejemplo, derramar café por todos los pantalones y lidiar con dolor agonizante y conducir al mismo tiempo.

En general, estos serían los elementos básicos cuando se considera hacer un viaje de larga distancia. Una vez más, no esperamos que lo recuerde todo. Al final, supongo que esta preparación podría enfocarse en lo necesario: verificación de neumáticos y aceite, bombillas, batería, cables de remolque, peajes de carretera, comida y mapas de ruta. Pero recuerde, si su vehículo se rompe en el medio de la nada debido a problemas de aceite o su sistema de iluminación se reduce al disfrutar de su música favorita durante conducción nocturna, con esto estarías cubierto. Sólo para estar seguro… ¡TE LO DIJIMOS!

Artículo traducido y editado del original: How to prepare for long-distance drives / autorevolution.com

22 Nov 2010, 14:16 UTC · by Ovidiu Panzariu

Leave comments

Back to top